¿Me irá el masoquismo?. El corazón tiene razones que la razón no entiende. ¡ATLETI!

 
   No sé muy bien por qué me he puesto a escuchar el himno del atleti, de mi atleti… He visto un gran anuncio, "papá, ¿por qué somos del atleti?". Joder, vaya preguntita… Supongo que el atlético es alguien que al nacer tuvo algún tipo de problema neuronal (nada grave, un problema grave deja la mente en blanco…), afortunada o desgraciadamente nosotros tenemos algo de riego cerebral, lo que hace que el blanco se una a la sangre… Dando lugar a un ser rojiblanco y desgraciado, y con mucha suerte en la vida, suerte… mala suerte, quiero decir. Los que somos del atleti estamos siempre preparados para lo peor… Si nuestro equipo gana nos cuesta asimilarlo, esto es real… El 100% de las veces que juega el atleti acabo llorando… el 90% de las veces porque la derrota me parece injusta, el 5% porque somos patéticos y el otro 5% porque sencillamente no me cabe en la cabeza que ganemos.
 
  Ahora bien, ¿por qué soy del atleti, si nunca gana? Sencillamente porque sí, es una cruz con la que tendré que vivir el resto de mi vida, un veneno que crea adicción (a eso lo llaman droga, no?).
 
 
  "Mientras unos aseguran que ser del Atleti es una bendita locura, la mayoría no encuentran un motivo científico razonable para adherirse a esta religión".
   "El futbol hace sufrir y, a veces, gozar a esta aficion que, sencillamente, no puede evitar ser colchonera."
 
Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Juguemos a ser dos

Seamos ciegos, seamos ciegos en cama. Vamos a tocarnos, a abandonarnos a las caricias, al olor. Al olor de dos cuerpos desnudos en un mismo lecho, al olor del sudor del que ama y es amado, al olor del tabaco, del vino…
 
Vamos a sentarnos, a cerrar los ojos, y a respirar el sonido de la música. Vamos a hacernos viejos abrazados….
 
Vamos a olvidarnos de nuestras limitaciones… Vamos a vivir, cada instante, cada instante como si fuera el último, para que cuando muramos podamos decir que morimos estando vivos. Vivos y juntos.
Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Parece mentira

 
Parece mentira que el tiempo pasé tan rápido. Recuerdo el año pasado a estas alturas, ya llevaba casi un mes de desfase, muerta de incertidumbre, pensando en cómo sería estar en la universidad.
 
Ya ha pasado mucho tiempo, y la universidad de momento no me ha defraudado para nada. El año que viene toca estudiar de verdad, no como este año, que no he dado palo al agua… Pero espero seguir con todos vosotros…
 
Muchas gracias a todos por ser como sois. Os quiero.
 
Ahora a disfrutar el veranito, que Septiembre no está tan lejos…
 
Un besazo
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Odio

Odio el ambiente enrarecido de los silencios buscados, odio el olor de una habitación después de hacer el amor, cuando ya todo se acabó y solo queda el recuerdo de la locura que ha expirado. Ese olor que te recuerda que eres igual que todo el mundo y que nada te hace especial, ese olor que hace que te des cuenta de que tu vida está vacía y de que va a ser muy difícil volver a llenarla…

 

Odio no poder gritar al mundo que quiero ser felíz, que necesito ser felíz. Odio tenerte cerca, y tenerte tan lejos…

 

Odio mirarme al espejo y no ser capáz de reconocerme, con los ojos vidriosos, el rimmel corrido y la cara hinchada. Odio pensar que has sido precisamente tú quién me ha desfigurado el alma…

 

 

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Luchar

Luchar, que palabra tan bonita, y tan fea a la vez…
 
Luchar es lo que hacen los soldados en las guerras, los niños (y los no tan niños) en sus peleas, los animales… Todos luchamos a veces.
Sin embargo luchar también es defender tus sueños, no dejar que te los roben… Luchar sin violencia. Luchar con la mente. ¡Qué bonito es luchar con la mente! ¡Qué bonito es luchar con las palabras!
 
Sin embargo la lucha más dura es esa que tienes contigo mismo, la lucha entre la razón y las vísceras ( y digo vísceras porque mi corazón se ha cansado de luchar, pero mi estómago sigue en pie de guerra), la lucha entre la moral y los instintos… ¿Por qué es tan complicado decidirse a veces? Sinceramente señores, no lo entiendo… Se supone que cuando se toma una decisión es fruto de algo racional… entonces, ¿por qué decidimos tantas veces justo lo contrario de lo que nos aconseja nuestra razón?
 
No se a vosotros, pero a mi me parece complicadísimo decidir, y autoconvencerme de que la decisión que he tomado es la correcta, eso… Eso me parece imposible…
Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Contigo, Joaquín Sabina (Para ti, mi amor que mata)

 
Yo no quiero un amor civilizado,
con recibos y escena del sofá;
yo no quiero que viajes al pasado
y vuelvas del mercado
con ganas de llorar.

Yo no quiero vecínas con pucheros;
yo no quiero sembrar ni compartir;
yo no quiero catorce de febrero
ni cumpleaños feliz.

Yo no quiero cargar con tus maletas;
yo no quiero que elijas mi champú;
yo no quiero mudarme de planeta,
cortarme la coleta,
brindar a tu salud.

Yo no quiero domingos por la tarde;
yo no quiero columpio en el jardin;
lo que yo quiero, corazón cobarde,
es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.

Yo no quiero juntar para mañana,
no me pidas llegar a fin de mes;
yo no quiero comerme una manzana
dos veces por semana
sin ganas de comer.

Yo no quiero calor de invernadero;
yo no quiero besar tu cicatriz;
yo no quiero París con aguacero
ni Venecia sin tí.

No me esperes a las doce en el juzgado;
no me digas "volvamos a empezar";
yo no quiero ni libre ni ocupado,
ni carne ni pecado,
ni orgullo ni piedad.

Yo no quiero saber por qué lo hiciste;
yo no quiero contigo ni sin ti;
lo que yo quiero, muchacha de ojos tristes,
es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.

Publicado en Música | Deja un comentario

Pensando en poetas.

 
 
   Las tardes en Madrid, su brisa, esa brisa que te acaricia timidamente, como un adolescente indeciso, nervioso, queriendo desnudarte. Me encantan esas tardes. El Sol, iluminándo la cara de la gente, haciéndo que entrecerremos los ojos, como si estuviéramos medio soñando…
   Sentarme en un oasis entre el caos, y pensar, pensar en poetas… En mis poetas. Los que me han acompañado toda la vida, como Machado, y en los qué he descubierto hace menos tiempo.
   Un sabio dijo una vez "Pensaba que quería ser poeta, pero en realidad quería ser poema", yo también quiero ser poema, de hecho me siento poema. La gente que hay al rededor de mi va escribiendo, y así voy naciendo yo, con pequeñas aportaciones de mis poetas. Poetas que escriben sobre la vida, sobre el amor, sobre la amistad, sobre el rencor, sobre la muerte… pero al fin y al cabo todos poetas, que poco a poco van escribiendo los versos de mi vida.
   Es cierto, soy un poema, todos lo somos… Soy un verso libre y de capricho, que el tiempo va modificando y arreglando.
   Me gusta ser poema, pero en el fondo también me gusta sentirme poeta, y colaborar con alguna rima en las vidas de la gente a la que quiero.
 
 
 
P.D. Esto es para toda la gente que me ha demostrado en estos días duros, y en otros más alegres, que la vida es bella, y que hay que aprovecharla. A todos vosotros, a los que contribuyen desde hace mucho (Carla, Danielovich, Fer, Ziro…), y a los más nuevos (entre estos destacas tú NK, gracias por apoyarme, y hacer que me de cuenta de que no estoy sola, y que le importo al menos a una persona, gracias.)
 
 
Publicado en Sin categoría | 2 comentarios